La Importancia de Conocer y Apreciar el Valor del Tiempo

La Importancia de Conocer y Apreciar el Valor del Tiempo

 

Hace algunos días estuve viendo una película, titulada In Time, y desde entonces no he dejado de reflexionar sobre el valor del tiempo. En esta película de ficción futurista se presenta una sociedad del año 2.160 donde, al margen de otras consideraciones o lecturas sociológicas, el tiempo se ha convertido en el dinero de curso legal, es decir representa a la nueva divisa como el único valor de cambio.

Esta película también me ha recordado a una metáfora que hace algunos años leí sobre el valor del tiempo, y que quiero compartir contigo:

Imagínate que existe un banco, que cada mañana ingresa en tu cuenta la cantidad de 86.400 € / $. Este extraño banco, sin embargo, no suma tu saldo de un día para otro, y cada noche borra de tu cuenta el saldo que no hayas gastado durante ese día.

 Todos nosotros somos clientes de ese banco que se llama Vida, y la cuenta de inversión se llama Tiempo. En el primer instante de cada día ese banco te ingresa en tu cuenta personal 86.400 segundos que puedes gastar solo en ese día, y todas las noches, cualquier cantidad que no hayas invertido en algo provechoso, lo da como pérdida y la borra de tu cuenta. No es posible acumular este saldo para el día siguiente. Todas las mañanas tu cuenta es reiniciada y todas las noches pierdes el saldo no aprovechado, y no puedes dar marcha atrás.

La reflexión de esta historia es que debes gastar tu tiempo viviendo el presente, y has de invertirlo en lo que es importante en tu vida… ¿tu familia, tu educación, tu salud, tus finanzas, algún proyecto que deseas realizar…? El reloj está corriendo, solo tienes una vida, y en ella, más importante aún que el tiempo que tienes, es lo que haces con él.

Administrar el tiempoPor tanto, inicia cada día viviendo cada instante e invierte tu tiempo sabiamente, haciendo lo mejor posible para lograr tus metas y propósito de vida. Tómate tu tiempo para clarificar cuales son tus prioridades, y revisa como estás empleando ese tiempo para que ninguna de ellas quede fuera de tu saldo diario disponible, pues esos 86.400 segundos si no los inviertes bien, los habrás perdido para siempre y se esfumarán de tu cuenta bancaria de por Vida.

A continuación te doy unos tips para ayudarte a administrar mejor tu tiempo, tal como Stephen Covey lo expone en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. En su Hábito 3, Covey dice que para organizar nuestra vida con efectividad es necesario hacerlo desde un centro de principios o valores sólidos y desde el conocimiento de nuestra misión personal. Y para ello debemos concentrarnos en lo importante y en lo urgente, y mantener un equilibrio entre el incremento de lo que producimos y el aumento de nuestra capacidad de producción.

Esto quiere decir que para desarrollar adecuadamente cualquier labor y lograr unos óptimos objetivos, se deben cumplir tanto las actividades que son importantes como las actividades urgentes. Y en este sentido una actividad es importante cuando contribuye a lograr la misión, valores y metas de alta prioridad en nuestra vida. Y una actividad es urgente solo cuando requiere de una atención inmediata.

Por tanto, la cuestión no es dar prioridad a lo que está en la agenda, sino ordenar en la agenda las prioridades. Y esto resulta más viable en el periodo de una semana, siguiendo los cuatro pasos siguientes:

  1.  Identificación de roles: consiste en poner por escrito nuestros roles clave (como padre/madre, como pareja, como trabajador/empresario, como miembro de una organización/comunidad, etc.), y escribir en lo que nos vemos dedicando tiempo durante los próximos 7 días.
  2.  Selección de las metas: consiste en pensar dos o tres resultados importantes que uno desea lograr en cada uno de los roles descritos durante los siete días siguientes, y estos resultados serán registrados como metas. A su vez, algunas de estas metas deben de estar relacionadas con actividades o acciones importantes que nos lleven a potenciar y a crecer en los roles que hayamos definido según nuestra misión o propósito de vida.
  3.  Programación personal: se puede considerar la semana que tenemos ante nosotros, con esas metas en mente, y programar el tiempo para alcanzarlas. Incluso se puede trasladar una meta a un día específico de la semana, ya sea como prioridad, o lo que aún es mejor, con una asignación horaria concreta.
  4.  Adaptación diaria: con la organización semanal de nuestras metas prioritarias, la planificación diaria se convierte en una función de adaptación diaria. Así, podremos dar prioridad a actividades y responder a acontecimientos, relaciones y experiencias imprevistas de un modo jerarquizado, según nuestro sentido innato del equilibrio. Simplemente echando un vistazo a nuestros roles y metas, podremos priorizar diariamente todas nuestras actividades, guiándonos por una especie de brújula interna donde siempre pondremos “primero lo primero”.

Esta forma de administrar el tiempo está enmarcada dentro de lo que se llama la cuarta generación, la cual más que a administrar el tiempo, nos plantea el reto de aprender a administrarnos a nosotros mismos. Y su desafío se centra en preservar y realzar las relaciones, y en alcanzar resultados manteniendo siempre un equilibrio entre la producción de estos resultados y la capacidad de aumentar la producción de mayores y mejores resultados.

Tanto la administración del tiempo o de nosotros mismos, como la organización, la postergación, el equilibrio entre vida personal o profesional, el estrés por la falta de tiempo, etc. son asuntos muy importantes en la vida de las personas, y a menudo son abordados en procesos de Coaching. A veces, conocer y apreciar bien el valor del tiempo y aprender a optimizarlo, puede significar la diferencia entre vivir una existencia plena o vivir en plena  frustración. Por ello próximamente dedicaré un post para profundizar más en este asunto y facilitar herramientas para abordar un aprovechamiento del tiempo con mayor efectividad.

¡Feliz reflexión y felices próximos 86.400 segundos!

 Esther Alonso
Coach Personal y Ejecutivo

 

Me encantaría saber lo que opinas, puedes dejar tus comentarios

4 Commentarios

  1. LUCIA QUESNEL GALVAN

    abril 8, 2018
    Responder

    La gente en general tiene poca conciencia de lo que pierde todos los días cuando pierde el tiempo y es importante que retome la necesidad de administrarlo y reclamarlo para si. Claro que también es importante ver cómo le quitan el tiempo a la gente que es explotada y maltratada en sus trabajos. Gracias por tu reflaxión tan importante.

    • Esther

      abril 10, 2018
      Responder

      Tienes toda la razón Lucía, nadie debería explotar a nadie quitando tiempo de su vida; pues aunque no nos demos cuenta, es el recurso más escaso que tenemos en la vida. Todo el tiempo que perdemos o nos roban, ya nunca más lo podemos recuperar. Gracias por comentar.

  2. sandra

    febrero 15, 2019
    Responder

    Hola; Buscando una reflexion acerca del valor del tiempo me encontre con su pagina, la semana pasada la mama de mi amiga fallecio y muchos de sus amigos mas cercanos no tuvieron tiempo de darle el pesame, eso me sorprendio mucho, y decidi escribir algo acerca del tiempo para subirlo a las redes sociales y asi hacer conciencia de lo importante que es EL VALOR DEL TIEMPO. muy interesante su reflexion. Gracias.

    • Esther

      febrero 19, 2019
      Responder

      Hola Sandra,
      Que triste lo que cuentas que le ocurrió a tu amiga, donde muchos de sus amigos más cercanos no tuvieron tiempo para darle el pésame. Ciertamente el valor del tiempo es muy importante, pero también lo es los valores o principios que cada uno tiene en su vida. Y considero que si ya no les queda tiempo ni para dar el pésame a una buena amiga, entonces quizá sería el momento para que se detuvieran un poco, y se pusieran a hacer una reflexión profunda de los valores que rigen su vida, y de sus prioridades. Pues, sacrificar una amistad por no sé que otros intereses... me hace pensar que no vamos por un camino demasiado humano, y no sé si al final, lo que se gana, puede compensar con lo que se pierde... Gracias por leerme, y envía mis condolencias a tu amiga. Un abrazo

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Campos Obligatorios *

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies