Cómo Iniciar un Ciclo Positivo en Circunstancias Adversas

Cómo Iniciar un Ciclo Positivo en Circunstancias Adversas

¿Cómo te va la vida…? ¿Estás pasando por alguna crisis personal, profesional, económica, espiritual, emocional…? ¿Te estás enfocando en tus sueños y metas o en tus dudas y temores? Cualquiera que pueda ser tu respuesta con respecto a tu grado de felicidad o de insatisfacción en la vida, debes saber que siempre es posible mejorar tu situación a condición de dos cosas:

Que tengas una meta, propósito, sueño u objetivo que desees con gran motivación, y
Que creas que lograrlo es posible.

Estas serían las condiciones básicas para un cambio rápido de tu existencia, y a partir de aquí sólo te quedaría encontrar los recursos necesarios para ello. Pero lo mejor de todo es que tú tienes a tu disposición todas las herramientas y recursos necesarios para este cambio. ¡Están dentro de ti, en tu subconsciente!

La razón es simple pues está probado, por numerosos estudios y experiencias, que el ser humano “cuando tiene un por qué, siempre encuentra el cómo”. Esto lo demuestra muy bien el psicólogo y escritor Viktor Frankl en su libro El Hombre en Busca de Sentido, cuando habla de su experiencia acerca de cómo sobrevivió él y muchos más en los campos de concentración nazis; y más tarde también los psiquiatras norteamericanos, quienes pudieron comprobar, tanto en Japón como en Corea, que los más aptos para la supervivencia no eran los más fuertes, sino aquellos que sabían que les esperaba una tarea por realizar, es decir, quienes tenían un por qué para vivir.

Por tanto, cualquiera que sea la dimensión del asunto ante el que te puedas estar enfrentando, ya sea económico, afectivo, tu estado de salud, tus amistades, tu vida familiar, tus relaciones de trabajo, tus actividades de ocio, etc. has de saber que el principal motor que puede impulsarte hacia la solución y superación, va a ser un fuerte deseo y motivación interior por acercarte a tus sueños u objetivos.

Así que si ya los tienes lo suficientemente claros y resuenan con fuerza desde tu interior, tienes ya la mitad logrado. Si no es así, deberías hacer un ejercicio personal de reflexión para tratar de saber cuál es ese sueño, propósito, meta… por el que más puedas desear vivir y avanzar con entusiasmo hacia el futuro. Y cuando lo tengas, trata de visualizarlo e imaginarlo con la mayor frecuencia posible, y con todos los detalles con que seas capaz de imaginar, pues de la emoción que sientas al conectarte con ese futuro que deseas, es de donde vas a obtener la energía, el impulso y el enfoque necesario para lanzarte a lograrlo.

Todos nos vemos confrontados en la vida a ciertas dificultades exteriores: circunstancias que no son favorables, personas que tratan de ponernos palos en las ruedas, accidentes de la vida (rupturas, pérdida de seres queridos, malos períodos económicos, enfermedades, heridas, desánimo…). Sin embargo, has de saber que sólo tienes un enemigo: tú, porque es tu reacción ante la adversidad, bajo todas sus formas, lo que marca la diferencia.

Tú quizá no seas libre de elegir las circunstancias que te rodean, pero sí eres libre de elegirMotivación y Confianza como reaccionar ante esas circunstancias. Si lo haces como una víctima pasiva y quejumbrosa estarás hundiéndote en un hoyo cada vez más profundo y más difícil de salir, pero si en cambio decides aceptar los hechos externos y tomar responsabilidad sobre tu vida, comenzarás a enfocarte en soluciones y pronto encontrarás una salida. Por lo tanto, es necesario que cultives una mente fuerte para no acabar con pensamientos negativos o creencias limitantes que puedan minar tus sueños y tu felicidad.

Así que deja de culpar a los demás, a las circunstancias o a ti mismo, deja los pretextos y excusas a un lado, deja de auto-sabotearte, adopta una actitud responsable y proactiva, y elige creer en ti mismo y en tu capacidad de resolver cualquier situación por difícil o dura que ésta sea. De los errores de las experiencias pasadas aprende lo que no debes volver a repetir, pues eso es lo positivo que te han aportado, pero no te culpes ni te martirices con ello. Y cuando aparezcan pensamientos negativos dales rápidamente un puntapié, no les des cabida en tu mente y sustitúyelos por aquellos que te potencien. Por ejemplo, recordando alguna situación difícil de tu vida que fuiste capaz de superar, o bien algún logro o reto tuyo que no creías que fuera posible y que ahora lo es.

Y una vez que hayas tomado el control de tu mente y vayas confiando en ti mismo, estarás en condiciones de tomar riesgos y seguir adelante, y entonces será necesario que comiences a actuar. Elabora un plan de acción con todos los pasos que has de dar, apóyate en personas de confianza y que tengan los conocimientos que necesitas, o bien recurre a profesionales que puedan apoyarte, cambia tu comportamiento o acción y da un pequeño paso para probarte que crees en ti, y luego mide tus resultados.

Es probable que no todo salga perfecto desde el principio, sin embargo si has seguido lo pasos anteriores, y ya tienes la suficiente motivación, enfoque y comienzas a confiar en ti, habrás adquirido la fortaleza interior que te impulse a superar cualquier obstáculo del camino. Tus pensamientos, emociones y acciones estarán alineados, por lo que podrás acceder fácilmente a todo tu potencial interno para encontrar los recursos que necesitas. Porque cuando nuestra mente consciente actúa en coherencia con nuestros deseos más profundos, entonces la mente subconsciente le muestra el camino para realizarlos.

De esta manera es seguro que vas a obtener algún primer resultado positivo que representará el inicio de un ciclo ascendente con el que generarás mayor confianza en ti mismo para moverte hacia delante, adquirirás nuevas habilidades, serás más creativo, y gestionarás mejor tu vida para lograr la felicidad que deseas. Y si en el camino obtienes algunos resultados que no son los deseados, no los percibas como fracasos, sino como los ensayos, intentos, pruebas o entrenamiento necesario en todo proceso hacia el éxito.

Recuerda que la gente rica, exitosa, y/o feliz, para llegar donde está, también ha atravesado montones de pruebas y situaciones, a veces muy difíciles y duras. La diferencia es que ellos consiguen superarlas y seguir adelante, y lo hacen precisamente impulsados por las dos cosas que he mencionado a lo largo de este artículo: una profunda motivación para seguir avanzando y acercarse más rápidamente a sus objetivos en la vida, y una fe inquebrantable en si mismos y en su capacidad de conseguir aquello que desean.

A continuación te obsequio con El Manuscrito de los 6 Poderes, que es un clásico de los orígenes coloniales en E.E.U.U. Su contenido tiene gran relación con todo lo escrito en este post. Se trata de una obra anónima que fue escrita por un hombre que nació en 1646 y con casi 100 años, antes de morir, decidió dejar como legado a la posteridad una narración de sus penurias y vicisitudes, y de como logró vencer a la adversidad. Es una obra muy corta (apenas 15 páginas), donde de forma amena revela el secreto del éxito, tanto en el plano material como en el espiritual, y encierra enseñanzas que siguen vigentes actualmente. Espero que te guste y te sea útil.

Descargar: El Manuscrito de los 6 Poderes

Me gustaría mucho conocer tu opinión sobre el contenido de este artículo. Puedes dejarme tus comentarios.

¡Te deseo un feliz Ciclo!

Esther Alonso

0 Commentarios

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Campos Obligatorios *

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies